Turlough Carolan nació en 1670 cerca de Nobber (en irlandés “an Obair”, “La Obra”, refiriéndose al foso que rodea un castillo normando), un pueblo en el norte de la provincia de Meath.

Cuando tenía 14 años, su familia se asentó en Ballyfarnan (en irlandés, “Béal Átha Fearnáin”, “Boca del vado de los alisos”), en la provincia deRoscommon, donde su padre entró al servicio de la casa Alderford (“Vado del aliso” también), de la familia MacDermott Roe. La señora MacDermott dio una educación al muchacho, que mostraba su talento poético ya a esa edad temprana.

La viruela lo dejó ciego cuando tenía 18 años, y entonces la señora MacDermott se encargó de su protección e hizo por que aprendiera a tocar el arpa con un buen maestro: Turlough estudió el instrumento durante tres años, y después, con 21 de edad, tomó montura y lazarillo que le fueron proporcionados y se fue a recorrer Irlanda de punta a punta componiendo canciones para la nobleza; según se dice, practicaría el oficio de arpista ambulante durante 50 años.

Carolan era una persona alegre y sociable, amante de la broma y del juego del chaquete, pero, como era costumbre entre los arpistas, le gustaba beber, y montaba en cólera con facilidad.

En 1720, a los 50 años, se casó con Mary Maguire. El primer hogar que tuvieron era una pequeña granja cerca de Mohill (en irlandés,“Maothail”), una ciudad de la provincia de Leitrim (ir.: “Liatroma”). Tuvieron seis hijas y un hijo.

Mary murió en 1733, cinco años antes que Turlough.

En 1738, Turlough Carolan, enfermo, acudió a la casa de su primera amiga, la señora MacDermott, que lo cuidaría hasta su muerte el 23 de marzo.

 

La música de Carolan

Carolan compuso canciones y también piezas instrumentales para arpa. Músico y poeta, Carolan, en contraposición a la práctica de la época en Irlanda, acostumbraba a idear la música antes que la letra. No obstante, daba más importancia a la poesía que a la música.

Al parecer, todas sus canciones comenzaban con el primer compás en inglés y seguían con el resto en irlandés. En su mayoría estaban dedicadas a alguna persona o trataban sobre ella: así, escribió numerosas piezas en homenaje a sus anfitriones y a sus mecenas; algunas de estas composiciones llevan como título “planxty” a este señor o al otro. El término ha sido tomado por un grupo irlandés de música de raíz como su nombre. La palabra en cuestión sólo aparece en cuatro títulos en las fuentes próximas a los días de Carolan, y sólo una vez en una letra de una canción.

De las canciones que han llegado hasta nuestros días, muchas carecen de la letra, y aquellas que la tienen es sólo en parte. Tal vez sea éste uno de los motivos de que las letras de Carolan rara vez se oigan y de que a menudo se cuestione su calidad, mientras que las melodías sí son ampliamente conocidas y apreciadas.

Muchas de las melodías cuya autoría se le atribuye forman parte de una tradición más antigua, sólo que él las mejoraba, las ampliaba o ambas cosas.

Retrato de Turlough Carolan. Pintura de J.C. Trimball. 1844.

Supo combinar muy bien las dos grandes corrientes musicales de la época, la clásica y la popular, dejándose influir por una y por otra. En sus composiciones, incorporaba elementos de la música barroca, fuera la de Antonio Vivaldi o la de Arcangelo Corelli. El músico y folklorista Edward Bunting (1773–1843) opinaba en el prefacio a su tercera y última colección de “The Ancient Music of Ireland”, la de 1840, que la música irlandesa a partir de la época de Carolan estaba infectada de música italiana, por estar muy de moda ese estilo continental entre los compositores, y que el bardo Turlough Carolan, aun siendo un maravilloso compositor, era particularmente hábil en la incorporación de esa música foránea en sus composiciones.

Carolan fue un gran admirador de Francesco Geminiani, al que conoció durante una de las visitas que hizo éste a Dublín en 1734 y en 1737. Según la tradición oral, en una de esas ocasiones se organizó un concurso de composición, al que Carolan presentó para competir con Geminiani una pieza conocida como “Carolan’s Concerto”, aunque de concierto propiamente dicho sólo tiene el nombre.

De las copias antiguas de su música, tan sólo nos ha llegado una en forma de colección de canciones en la que sólo aparecen las líneas melódicas. No se sabe de qué modo armonizaba y acompañaba sus composiciones.

Se le atribuye un mínimo de 220 melodías, muchas de las cuales se interpretan todavía hoy. El conjunto constituye la muestra melódica más completa de las surgidas de las tradiciones arpísticas antiguas.

Publicaciones y Ediciones

Su música se publicó por primera vez en Dublín hacia 1726: “A Collection of the Most Celebrated Irish Tunes … “, de Neale.

Poco se sabe de la vida de sus hijos, pero sí que el varón, fallecido ya Carolan padre, publicó las obras de éste en Dublín en 1747, y se estableció en Londres como profesor de arpa.

La mayoría de las melodías de Turlough Carolan no fue publicada en su tiempo, y muchas tampoco fueron escritas entonces. La música de Carolan se transmitiría mediante el repertorio de violeros, de gaiteros y de los últimos arpistas irlandeses de la tradición, y sería recogida y publicada poco a poco a finales del s. XVIII y en el s. XIX.

Una selección sin fecha y sin título de 23 obras de Carolan se conserva en la Biblioteca Nacional de Irlanda, y se conoce como “Composiciones de Carolan” , o también “Extracto Carolan – Delaney”.

Hasta 1958 no se publicó el repertorio conocido de Carolan en una sola edición, la de Donal O’Sullivan, en la que aparecen pocas letras y algunas melodías están modificadas para ajustarlas al registro agudo.

 

Saber más,este articulo está sacado de http://es.wikipedia.org/wiki/Turlough_Carolan